Rapsodia de las rosas en la nieve [para Nico]

PRELUDIO 

Las muñecas de las niñas tristes llovieron
sobre los sueños de duela vieja.
En invierno, las copas y candelabros
resplandecieron el negativo de tus fotografías
y los caminos de argento.

Las niñas siguen jugando en los peldaños.
No entendieron la persecución.
Nadie estuvo ahí.
Nadie está ahí, dijeron.

Pero tus ventanas deliraron,
en medio del bosque
esas historias
del asesinato cruel y la huida.
Todos comenzaron a perder la partida.

Aprendiste a cantar
para simular el silbato del cartero
entregándote las melodías de tu padre,
la canción de la hija única
y los nibelungos.

Una parvada de pequeñas criaturas negras mordió a Nico en los labios, y un coro cantó.


https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1219544289/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/transparent=true/


MEMENTO

Decantan pajarracos de Tananore en tus ojos
y esa cara fría
de tormentos y nuevos comienzos
marca con honor, corazón vacío,
tus huesos en pilares perennes.
Tú, Nico, que fuiste el nombre del hombre griego,
la mujer de Chanel en Coco, la de la Dolce vita
tumbando religiones falsas
de anarquías nazis y conquistadores,
desfalleciste sobre una bicicleta.

Oh, tanta proeza se convirtió en innuendo.



Fragmento de Junkie de nada

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s